MITOS SOBRE EL AUTISMO QUE DEBEN DESAPARECER

Cuando las familias reciben el diagnóstico de autismo sobre alguno de sus hijos (o cualquier otro integrante), suelen llenarse de dudas, miedos e inseguridades que nacen de la desinformación e ignorancia que existe con respecto al tema.

Incluso, estos mitos nacen tras la necesidad de encontrarle una causa (o cura) a tanto dolor y desesperación.

Vamos a desmentir los mitos más comunes:

  1. Es contagioso: el autismo no es una enfermedad, ni es causado por un virus; por lo tanto no se puede contagiar por ningún medio. Los niños con autismo pueden (y deben) convivir con otros niños; esto ayudará a mejorar su capacidad social, además de que deben ser incluidos en sociedad, esa es una manera de mejorar su calidad de vida.
  2. Vacunas: mucho se ha dicho sobre que las vacunas que se le aplican a los niños recién nacidos causan o detonan el autismo, pero nada de eso cierto; no existe registro alguno de que las vacunas causen el autismo. Muchas familias, especialmente en EUA, prefieren que su hijo no tome las vacunas en un intento inútil de evitar que su hijo sea “infectado” con autismo.
  3. Son incapaces de sentir afecto: las personas con autismo no están exentas de sentir amor, amistad, cariño o cualquier tipo de afecto. Aman a sus padres y sus hermanos como cualquier otra persona; los integrantes de la familia son de suma importancia en su vida y su rutina, el hecho de que no demuestre sus sentimientos no quiere decir que no los tenga. Recordemos que, para algunos, es muy complicado hablar o expresar lo que sienten, ya sea positivo o negativo.
  4. Nunca hablará o no entiende cuando le hablas: Con un tratamiento adecuado, continuo y brindado por profesionales, es muy probable que el niño o niña aprenda a hablar y a comunicarse de manera correcta.  Si cuando le hablas no te mira a los ojos o parece ser que no te entiende, no quiere decir que así sea.
  5. Tiene cura: el autismo no tiene cura, sin embargo se educa. El niño con autismo se convierte en un adulto con autismo. Una buena atención hará que pueda convivir correctamente en sociedad, lo que generará mayor inclusión social y esto, a su vez, le dará una mejor calidad de vida, tanto a él como a su familia.
  6. Todos son iguales: Si conoces a una persona con autismo, conoces UNA persona con autismo, no a todas. Ninguna persona es igual a otra, ni tiene los mismos gustos e intereses; es lo mismo con una persona con autismo. El abanico de el Trastorno del Espectro Autista es tan amplio que es muy difícil encontrar dos personas con autismo que tengas las mismas características, gustos, intereses, etc.

Boy Holding Blue Iced Puzzle Piece Cookie

Siempre se puede hacer algo para ayudar a las familias y a las personas con autismo. Del mismo modo debemos siempre mostrar respeto y tolerancia, esa es una de las mejores maneras de mostrar apoyo y cariño a nuestros conocidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s